Metodología de Investigación Científica.

martes, 21 de noviembre de 2017

ERRORES COMUNES EN EL PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA


Errores comunes en el planteamiento del problema:
·              El planteamiento del problema no debe tratar más de un problema
·              El planteamiento del problema no debe asignar culpas ni ofrecer una solución
·              Evite definir un Problema sin previa revisión adecuada de la bibliografía existente sobre el tema.
·              Evite redactar el planteamiento del problema con un lenguaje subjetivo o ambiguo, por lo que debe estar familiarizado con el tema el estudio
·              No plantee un problema porque se le sugirió su asesor o un amigo, investigue porque el tema le motiva, apasiona estudiar o encontrar una respuesta.
·              En el planteamiento del problema no exponga el tema en forma clara y precisa, su solución es conocer el objetivo fundamental de la investigación aplicada.
·              Evitar de realizar preguntas que no implican una investigación completa -el proceso- sino la obtención de un dato requerido para el estudio, ni hacer preguntas que son de poco valor como para desarrollar toda una investigación.
Calificativos que no pueden aceptarse en un planteamiento de un problema de investigación:
·         Ambiguo       
·         Vago  
·         Confuso
·         General
·         Ininteligible
·         Vasto
·         Incomprensible
·         Injustificable
·         Desorganizado
·         Irracional
·         Incoherente
·         Prejuicioso
·         Inconsistente



PROBLEMA GENERAL Y ESPECÍFICOS EN UNA INVESTIGACIÓN DE TESIS

PROBLEMA GENERAL:

Según Kerlinger, la formulación del problema se denomina también problema principal, a partir del cual se redacta el objetivo general y la hipótesis central, en este marco, la formulación debe tener claridad, concisión y operatividad[1].
En ese sentido, el problema general expresa la motivación total que induce a realizar el trabajo de investigación. Asimismo, se origina o se construye uniendo las variables que representan el universo problemático, y lógicamente, contiene a los problemas específicos.
El problema general guía en la:
·         Formulación del objetivo general
·         Formulación de la hipótesis general
·         Determina del título del trabajo de investigación.
Según Carrasco, el problema debe expresar una relación entre dos o más conceptos o variables. El problema debe estar formulado como pregunta, claramente y sin ambigüedad (¿qué efecto?, ¿en qué condiciones?, ¿cuál es la probabilidad de?, ¿cómo se relacionan … con …[2]. Es preciso señalar que, expresa el problema en forma interrogativa, se relacionan dos o más variables, es la fase más relevante de la investigación, supone poseer una base teórica y debe contener las variables del estudio.

PROBLEMAS ESPECÍFICOS:

Los problemas específicos, los cuales se desagregan del problema general planteado. Al igual que en el problema general, la correcta formulación de los problemas específicos orienta la formulación de los objetivos e hipótesis específicas, de las variables y de los indicadores.
Los problemas específicos permiten el tratamiento detallado del problema general, para formular los problemas específicos se debe determinar previamente los indicadores de las variables correspondientes y, éstos guían la formulación de:
·         Los objetivos específicos
·         Las hipótesis especificas




[1] Kerlinger, Fred. 2002. Investigación del Comportamiento. Tercera edición. México: Editorial Mc Graw Hill.
[2] Carrasco Días, S. 2012. Metodología de Investigación Científica. Pautas metodológicas para diseñar y elaborar el proyecto de investigación. Lima: Editorial San Marcos.

lunes, 20 de noviembre de 2017

OBJETIVO GENERAL Y ESPECÍFICOS EN UNA INVESTIGACIÓN DE TESIS

Clasificación de objetivos en una investigación
·         Objetivo General:
Según Méndez (2001), es el propósito general que tiene el investigador[1], de modo que los objetivos generales apuntan al tipo más general de conocimiento que se espera producir con la investigación.
Al respecto Balestrini (1997) sostiene que tiene el propósito global de estudio, no presenta detalles de los componentes de estudio, sus fines se orientan hacia la totalidad de la acción cognoscitiva planteada. Tiene relación con el área temática que se pretende estudiar y con el título de la investigación[2].
Mientras Sánchez y Reyes (1986) consideran que el objetivo general expresa el logro terminal a alcanzar en la investigación[3].
·         Objetivos específicos:
Indica los propósitos específicos por los cuales se puede lograr el objetivo general (Méndez, 2001, p. 52) Indican lo que se pretende realizar en cada una de las etapas de la investigación y que al ser alcanzados en conjunto nos permite garantizar que el objetivo general ha sido logrado.
Están relacionados con el objetivo general, se definen en términos operacionales, se debe presentar los componentes y elementos que se consideran alcanzar en la investigación. Se trata de desagregar a través de una acción de conocimiento, los elementos o dimensiones del problema presentes en el objetivo general (Balestrini, 1997, p. 78). Consecuentemente las posturas de Sánchez y Reyes (1986), consideran que los objetivos específicos están relacionados con los resultados o propósitos más específicos que se obtiene del objetivo general, puesto que son acciones y operaciones necesarias que se deben realizar para llegar al objetivo general[4].

Preguntas a las que se debe responder la formulación de objetivos.

  • ¿Qué quiero realizar en la investigación?
  • ¿Qué es lo que busco conocer?
  • ¿A dónde quiero llegar?
Funciones que cumple la formulación de los objetivos:

  • Sirve de guía para el estudio
  • Determina los límites y amplitud de estudio
  • Orienta sobre los resultados eventuales que se espera obtener
  • Permite determinar las etapas del proceso de estudio a realizar.




[1] Méndez A. y Carlos E. (2001) Metodología. Guía para elaborar diseño de investigación. México: McGraw-Hill, p. 52
[2] Balestrini Acuña Miriam (1997) Cómo se elabora el proyecto de investigación. Caracas: Consultores Asociados BL, p. 64
[3] Sánchez Carlessi y Reyes Carlos (1986) Metodología de la Investigación Científica. Aplicados a la Psicología Educación y Ciencias Sociales, p. 118.
[4] Ibídem, p. 118.

COMO REDACTAR LAS CONCLUSIONES EN UNA INVESTIGACIÓN DE TESIS

CONCLUSIONES EN UNA TESIS
Según Soriano, Bauer y Turco, las conclusiones en una investigación científica son constructos teóricos los cuales exponen aquellos datos confirmatorios o limitaciones finales de la investigación, es decir, son las ideas de cierre de la investigación ejecutada a fin de colaborar con el acervo académico[1]. Ahora bien, según la RAE conclusión es: Acción y efecto de concluir. Idea a la que se llega después de considerar una serie de datos o circunstancias.
En ese sentido que las conclusiones son una parte importante de una investigación de tesis donde el autor emite juicios con relación a su hipótesis, la refuta o la comprueba basado en una síntesis de los resultados obtenidos. Las conclusiones deben reflejar los alcances y las limitaciones del estudio, las recomendaciones que puedan ser útiles al problema de investigación, así como las consecuencias y determinaciones que puedan contribuir al desarrollo del conocimiento.
Asimismo, aquí se muestran las aportaciones a la disciplina de estudio y, si es adecuado, dependiendo de cada tema, se emiten recomendaciones que puedan resultar útiles a la problemática planteada o, en algunos casos, a los métodos de estudio. Es recomendable que el investigador elabore sus conclusiones tratando de cubrir por lo menos algunos de los siguientes puntos, mismos que sólo se presentan como una guía o referencia para una mejor elaboración de esas conclusiones, pero no se describen en el texto. Estas sugerencias son:
  • La congruencia, divergencias halladas por el investigador entre la teoría y la realidad estudiada.
  • Resultados obtenidos de la investigación.
  • Comprobación o el rechazo de la hipótesis.
  • Hallazgos más importantes de la investigación
  • Conclusión general.
  • Opcionalmente: Identificar futuras líneas de investigación apoyadas en los resultados obtenidos.
Es importante señalar que no existe un numero especifico de conclusiones en una investigación, puesto que éstas tendrán que ser en función de la importancia del tema de estudio, los aspectos encontrados en la investigación y lo que se pretende llegar a probar.
Aportación al campo o disciplina. Las conclusiones deben redactarse de forma concreta, clara y directa, es preciso recalcar que no son resúmenes de la investigación, asimismo, es importante hacer conclusiones específicas por cada punto de interés, pero sin abusar de este recurso. Todo estará en función al tema, su importancia y lo relevante de lo encontrado.



[1] Soriano N.; Bauer, C.; Turco, C. (2011). “Aprender en la Universidad: La formación del estudiante en comprensión y producción académica: entre el conocimiento y el saber hacer”. Editorial: FACE, UNCo, p. 28.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

CÓMO REDACTAR RESUMEN EN UNA TESIS


CÓMO REDACTAR RESUMEN EN UNA TESIS
Según el investigador inglés Frederick W. Lancaster, El resumen es una breve pero segura representación del contenido de un documento.
En una investigación, el resumen también se conoce como abstract. , es una representación abreviada y precisa del contenido del documento, sin interpretación ni crítica, que ayuda al lector a decidir la lectura o no del texto completo. En ese sentido, en él se detalla  el contenido del informe de investigación, planteando las ideas centrales y el perfil del escrito. Asimismo, se busca reducir a términos breves y precisos la idea central de la investigación realizada. Debe incluir el objetivo general, justificación, principales resultados, conclusiones y palabras clave. Su extensión según la mayoría de los investigadores una hoja y es redactado modo impersonal y en tiempo pasado, excepto las conclusiones que llevan el verbo en presente.
CUERPO DEL RESUMEN: 
Es la representación del contenido original. Un resumen informativo es breve y se estructurará en un solo párrafo con los siguientes apartados:
·         Objetivos y alcance (propósito del tema que se ha investigado).
·         Metodología (hace referencia a las técnicas utilizadas, si es un trabajo experimental debe indicar las técnicas y métodos utilizados en la investigación; si es un trabajo no experimental las fuentes de datos y su manejo).
·         Resultados (descubrimientos e interpretación), y conclusiones (implicaciones de los resultados y su relación con el propósito de la investigación).
·         Se incluye una secuencia de palabras clave (como máximo) destinadas a la indización
CARACTERÍSTICAS DEL RESUMEN:
·         Brevedad: La extensión recomendada es una hoja.
·         Autonomía: El resumen tiene que ser un texto coherente y se tiene que entender por sí solo, de forma independiente del texto base.
·         Precisión: Debe recoger los conceptos más importantes de su investigación.
·         Claridad: El resumen debe ser comprensible, sencillo e informativo.
·         Fidelidad a la originalidad: El resumen ha de reflejar el contenido del original, sin introducir variaciones, ni interpretaciones.

LAS PALABRAS CLAVE (keywords) son términos clave que reflejan el contenido de  la investigación y sirven para determinar la temática del estudio.

martes, 12 de septiembre de 2017

CÓMO ESCRIBIR UNA INTRODUCCIÓN PARA UNA INVESTIGACIÓN DE TESIS

CÓMO HACER UNA INTRODUCCIÓN PARA UNA INVESTIGACIÓN DE TESIS.

En un trabajo de investigación la redacción de una buena introducción es fundamental, puesto que debes atraer y motivar al lector sobre el tema de tu investigación. En ese sentido, hacer un planteamiento ordenado y claro, intentando informar al lector a cerca de la lógica de su estudio y justificando porque su investigación es relevante para la academia y que implicancias tendría.
La redacción de la introducción debe ser en tiempo presente, en tercera persona, contiene un enunciado del tema de investigación, los objetivos, la metodología, resultados y la conclusión. Cabe precisar, la introducción se escribe al final, con la certeza que se consignaran los puntos importantes de la investigación y son cinco los puntos que recomiendan la mayoría de los investigadores a tener en cuenta:
Primer punto: responder la pregunta: ¿Cuál es el tema de su investigación?
Se comienza a redactar señalando los temas que se eligieron en su investigación de Tesis, posteriormente deberá mencionar las características y causas para presentar el tema de estudio.
Segundo punto: responde la pregunta: ¿Cuál fue el interés para hacer el trabajo de investigación?
Señale su interés, quizás sea académico o profesional, talvez sea su interés por resolver un problema social de su ciudad, uno nunca sabe.  
Tercer punto: responde la pregunta: ¿Cuál fue la metodología usada en su investigación?
Incida aquí el tipo de metodología empleada, las técnicas, instrumentos, muestras de su investigación.
Cuarto punto: responde la pregunta: ¿Cuáles fueron los objetivos del desarrollo del trabajo de su investigación y a qué resultados arribaron?
Quinto punto: responde la pregunta: ¿Cuál es la distribución de los diversos temas en la estructura de trabajo?

En este párrafo señale un resumen del contenido de los diferentes capítulos de su trabajo de investigación.

sábado, 26 de agosto de 2017

DEFINICIÓN DEL MARCO HISTÓRICO

ELABORACIÓN DEL MARCO HISTÓRICO

El marco histórico en una investigación científica, tiene el propósito de describir la reseña histórica que permite identificar el contexto. En ese sentido, Carrasco señala que  “es una narración descriptiva de que como surge, evoluciona y se agudiza el problema de investigación”[1]. En consecuencia, el marco histórico es la demarcación de los hechos pasados en la que se establece cuáles han sido las diferentes fases por las que han pasado el objeto de estudio en el desarrollo hasta llegar al estado en que se encuentra al someterlo a investigación. También se refiere a la relatoría de los estudios que han tenido el objeto de estudio, mencionando los hallazgos que a cada caso correspondan.




[1] Carrasco, S. Metodología de la Investigación Científica. Lima: editorial San Marcos, 2009, p. 156.