Metodología de Investigación Científica.

lunes, 12 de agosto de 2013

OBJETIVOS DE DISEÑO DE INVESTIGACIÓN


Los objetivos del diseño de investigación son numerosos en la actualidad, sin embargo mencionaremos basándonos  a sugerencias de algunos de los investigadores. Según (Kerlinger, 1975), todo se resume en dos objetivos principales:
·         Dar respuesta a preguntas de investigación
·         Controlar la varianza
Mientras otra postura al respecto es de (Arnau Grass, 1981) quien afirma que el objetivo principal del diseño de investigación es el control de la varianza secundaria. Puesto que si la varianza secundaria no se controla debidamente, corremos el riesgo de experimentar un incremento considerable de la varianza de error, inclusive logrando llegar a contaminar la acción de los tratamientos.
1.1.        Responde a las preguntas de investigación
El proveer una apropiada respuesta a las preguntas que se plantea el investigador es el objetivo fundamental y primario de todo diseño de investigación. Aunque muchos investigadores dedican su tiempo más a la realización empírica de sus experimentos, de modo que brindan poca atención en el diseño de su estudio y una apropiada preparación de las preguntas de estudio.
La evidencia empírica que facilita los estudios que se proyectan y ejecutan, deben tener como propósito ayudar a solucionar un problema conocido que se ha detallado en una hipótesis. En ocasiones, algunos estudiantes se entusiasman con la estadística y emprenden a hacer trabajos cuyo objetivo suele consistir en probar la hipótesis nula originalmente planteada. Y cuando se les interroga: ¿y ahora qué?, quedan a menudo desconcertados y empiezan a ver cuál es el real objetivo de la investigación y el sentido del diseño.
Teóricamente, existen tantos tipos de diseños de investigación como posibilidades de poner a prueba de hipótesis, es decir, los diseños se elaboran para dar respuestas válidas a los enunciados de las hipótesis. El resultado depende de cómo se hicieron las observaciones y la inferencia. De modo que de allí la importancia del diseño pues cuando una investigación se diseña y elabora con cuidado amplía la confianza en los resultados y se infiere con mayor solidez. Dicho de otro modo es cuestión de calidad tanto como de cantidad.
1.2.        El control de la varianza
Kerlinger (2000) hace una precisión importante al señalar que la función del diseño de investigación es el control de la varianza. Son instrucciones para el investigador y así poder recoger y analizar sus datos de manera que controle la situación experimental lo más posible. En efecto, el principio estadístico en el que se basa este control  lo sintetiza de esta forma:
1.2.1.   Maximizar la varianza experimental
Esta se refiere casi siempre a la varianza de la variable dependiente, precisando diremos que la varianza experimental quiere decirse la varianza de la variable dependiente influida por la variable independiente de la hipótesis de estudio. Por esa razón se persigue diferenciar bien los valores asignados a las variables independientes para que, en caso de existir relación entre estos y la variable dependiente, darle la oportunidad de manifestarse.
1.2.2.   Controlar la varianza experimental
Conocido por el control de variables extrañas, ajenas a los objetivos de la investigación y que pueden actuar como variables independientes, es decir, ser explicaciones rivales de los resultados. De tal manera en que la posible influencia de dichas variables extrañas se aísla, minimiza o anula en esa misma medida controlamos la varianza experimental.
1.2.3.   Minimizar la varianza de error
Trata de un estudio básicamente donde lo más importante es probar si existe o no relación o de un estudio de campo en el que los medios no permiten aumentar el tamaño de las muestras o utilizar un diseño más complejo. La varianza de error se debe a los factores de variabilidad de las medidas debida a fluctuaciones aleatorias. Este error tiene como característica en que se compensan a sí mismo en el infinito puesto que a veces son positivos y también negativos, comprándose al final ambas situaciones.